MI GUÍA PERSONAL PARA PLANIFICAR UN VIAJE... SIN APUROS...

Ok, quiero partir del hecho de que cuando yo llego a Panamá, que me bajo del avión ya estoy pensando en el siguiente viaje. Cada detalle, cada reserva, cada actividad, lo organizo yo personalmente. Para mi viajar es una experiencia completa y el principal objetivo es disfrutarlo.

Esta es una guía súper personal de cómo yo planifico mis viajes... desde la elección de donde ir, qué hacer, cuántos días quedarnos, donde quedarnos, etc etc etc.

Antes de todo, defino el tipo de viaje que vamos a realizar. Mis favoritos son esos donde vamos full de turistas, a conocer ciudades, lugares, rincones... donde hagamos un tipo road trip o caminemos muchísimo... donde vayamos lento, a nuestro ritmo, adsorbiendo todo lo que tiene por ofrecernos el lugar.

Esta guía está armada pensando en ese tipo de viaje.

1. El destino: esto es lo primero que elijo. Depende mucho del gusto personal y de lo que quieras hacer. Una vez tengo el destino, empiezo a investigar todo lo que se pueda hacer en el destino.

Esta investigación para mi es súper importante, no me gusta encontrarme con trampas...tipo vivir experiencias de expectativa vs. realidad. Te doy un ejemplo para ponerlo en contexto. En estos momentos me encuentro planeando el viaje del próximo año. Inicialmente había visto una foto de la Costa Amalfitana en Italia, estoy segura de que tú también has visto esas fotos maravillosas de este destino en Instagram. Sin embargo, cuando empiezo a investigar, encuentro que a pesar de que sí, en efecto, el lugar es bello, es súper complicado llegar en carro, las calles son muy angostas, y hay demasiado tráfico.

Encontré que la mejor manera de llegar es en ferry...así que BINGO, llegamos en ferry pues.

Por ser en la costa, obvio es un destino de playa, así que si o si hay que ir a la playa. En mi casa amamos la playa, mi hija llega al mar y no sale en todo el día, así que te imaginarás que no podemos ir a un lugar con playa y no ir a la playa. Empiezo a ver videos de las playas del área y adivina, son playas con muchas piedras... No me malinterpretes, el mar se ve hermoso, agua cristalina, súper calmado, peroooo está lleno de piedras y bueno nosotros somos de por acá del Caribe, así que una buena playa tiene que ser de arena... Ya para nosotros eso es mejor olvídalo... no es un destino para una familia, al menos no la mía, pienso que es más instagrameable que para pasarla bien, o al menos no es lo que estamos buscando en este momento. En otra ocasión quizás las visite llegando en Ferry y sólo entrada por salida el mismo día (como cuando vas en cruceros). Let's be honest, el destino sigue siendo bello, pero para el tipo de viaje que queremos hacer el próximo año, no es para nosotros.

2. Cantidad de días y presupuesto: aquí es donde la cosa se pone interesante. Una vez tengo el destino y he investigado todo sobre el lugar, defino un borrador de cantidad de días que va a durar el viaje. Y planteo como el mejor escenario, usando como referencia el mes que queremos realizar el viaje (de esta forma puedo tantear más o menos como andan los precios de vuelos, hospedajes, etc., para esa época).

Saco el presupuesto de cuánto va a salir los pasajes de avión, hoteles, gastos diarios según actividades, etc. Esto me da el monto aproximado que va a salir el viaje según la temporada que vamos a viajar y me sirve para chequear contra los ahorros que tengamos destinados al viaje, y si hace falta ahorrar un poco más.

Por ejemplo: en 2016-17 el destino elegido fue Europa y definimos que visitaríamos 3 ciudades (Londres, Ámsterdam y Madrid) en un poco más de 3 semanas de viaje (fueron 22 días). Es decir, básicamente visitamos una ciudad por semana. Por ser navidad y fin de año, estábamos viajando en temporada alta, por lo que los precios de hospedajes y vuelos podían estar un poco más elevados de lo habitual, aunque siempre se consiguen buenos deals.



Parque del Retiro - Madrid

3. Fecha del viaje: una vez definido el destino, vienen las fechas exactas del viaje, para tener una idea más clara de cuánto exactamente es el presupuesto que debemos tener. Al inicio tengo el mes, pero no tengo las fechas exactas. Y esto lo elijo en un ejercicio súper sencillo en donde me pongo a buscar vuelos y elijo los días de ida y vuelta donde tienen la tarifa que más se ajuste a nuestro presupuesto. Hay muchas leyendas urbanas sobre el tema, la verdad yo solo empiezo a buscar hasta que encuentro la que más se ajuste. Importante, que tenga flexibilidad de cambios (por cualquier eventualidad).

La búsqueda la realizo en expedia.com , aunque la compra como tal nunca le hecho allí, prefiero hacerla directo a la línea aérea con la que voy a viajar, por lo que solo uso Expedia para comparar precios.

¿Y cuándo hacer las reservas de avión? Por experiencia puedo decirte que las mejores tarifas se encuentran unos 6 a 4 meses antes del viaje (depende de la temporada en que sea tu viaje). Si esperas a último momento puede ser que no consigas vuelo en la fecha que quieres o los precios de los asientos que queden sean muy altos. Hay sitios web que no recomiendan comprar con más de 6 meses de anticipación.

4. Reservas de hoteles: creo que ya te he contado que en esta familia no viajamos con mochilas ni dormimos donde nos agarre la noche. No buscamos un hotel 5 estrellas, pero mi principal punto de partida para elegir un hotel o airbnb es que sea céntrico, en un área segura y que tenga las amenidades mínimas para estar cómodos.

Mi sitio No. 1 para hacer mis reservas de hoteles es Booking.com . Lo he utilizado para casi todos mis viajes, y la experiencia ha sido 10 de 10. Lo que me gusta de Booking.com es que en la mayoría de los alojamientos cuando reservas no tienes que hacer el pago de una vez, lo que te permite hacer cambios y seguir chequeando otras opciones. Es importante que te fijes en las condiciones de la reserva y políticas de cancelación, ya que varían según el alojamiento (hay unos que te permiten hacer el pago al momento de tu llegada, hay otros que días antes te hacen el cargo total o parcial de la reserva, en cualquier caso está súper detallado para que no te lleves sorpresas).

A pesar que en Booking.com se encuentran opciones tanto de hoteles como en apartamentos privados, villas o casas, el año pasado en nuestro viaje a Riviera Maya probé por primera vez reservar en Airbnb.com , y debo decir que también me fue súper bien. Encontramos un apartamento súper cómodo y la atención del host fue maravillosa.

5. Traslados: como siempre depende mucho de lo que vayas a hacer. Lo mejor es investigar en internet como es la mejor manera de moverse en el lugar que vas a visitar. Siempre para la llegada y salida no me gusta complicarme, así que por lo general reservo un traslado cómodo y privado del aeropuerto-hotel y hotel-aeropuerto (al menos que vaya a usar carro, el cual lo alquilo al llegar al aeropuerto, hago la reserva online, pero todo el trámite se completa al momento de retirar el carro).

Ya el tema de la movilización en la ciudad que estoy visitando, llevo investigado previamente como es la mejor forma de moverse. Hay lugares que lo mejor es en metro y tren (como la mayoría de las ciudades en Europa), otras que es mejor alquilar un carro.



Londres

En el viaje a Londres-Ámsterdam-Madrid, nos movimos en Metro y tren. El año pasado en la Riviera Maya, alquilamos un carro para movernos más cómodos entre Playa del Carmen y Tulum. Para nuestro viaje de próximo año vamos a movernos en tren entre 3 ciudades, y al llegar a la tercera alquilaremos un carro para hacer un road trip. así que realmente esto depende del lugar que vayas a visitar y el plan que tengas.

6. La parte más divertida, las actividades que vas a hacer cada día:

Elegir las actividades depende del lugar que vayas a visitar, el presupuesto que lleves y la cantidad de días que tengas disponibles. A nosotros nos gusta ir a nuestro ritmo, por lo que muy raro nos verás comprando tours guiados, aunque algunos son muy buenos si quieres conocer la historia detrás del lugar. Pero no nos gusta andar en correderas.

Distribuyo los días en base a actividades que haya que pagar y actividades gratuitas (pero esto es algo muy personal y depende mucho de cuanto hayas determinado gastar por día).


Llevo un detalle armado del plan de cada día, pero siempre está abierto a cambios. Hay veces que donde vas te sorprende con actividades que no sabías que había ese día. Cuando fuimos a Madrid, el 06 de enero, caminando por el centro nos encontramos que ese día se realizaba el desfile de Reyes Magos, por lo que al final nos buscamos un buen lugar en la Plaza de la Cibeles y disfrutamos del mismo (en ese momento Sophie tenía

añitos). Otro de los días que estuvimos por Madrid, almorzando nos encontramos en Google Maps que cerca de donde estábamos se encontraba el Parque de Diversiones de Madrid, por lo que al final nos pasamos un día súper divertido en montañas rusas que no estaban en el plan original. Y para mí esto es lo rico de viajar a tu ritmo y en tus propios términos, sigues los mapas, pero a veces te puedes desviar un poquito y descubrir otros lugares.


Madrid - Enero 2017

7. Y como último punto, pero no menos importante, está LA COMIDA: esta es la parte que más disfruto en un viaje. Puede ser en un restaurante o cualquier lugarsito en la calle... Los sabores y la experiencia son recuerdos que se te quedan grabados. Desde una cena súper fancy hasta simplemente comprar baguette y una botella de vino y disfrutarla en el hotel después de un día lleno de actividades.

Honestamente, la comida nunca la llevo planeada... si llevo alguna lista con restaurantes recomendados, pero casi nunca la uso. Nos gusta descubrir lugares y vivir nuestras propias experiencias.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo