top of page
  • Bernadeth Cordoba

Abriendo las puertas de la abundancia


Isla Mujeres

Los últimos años han sido testigos de un creciente interés en el concepto de abundancia, y debo admitir que en mis veinte años nunca le había prestado mucha atención. Al principio, solía asociar la abundancia principalmente con aspectos materiales y, curiosamente, era en los momentos de dificultad o cuando las cosas no salían como esperaba, es cuando se volvía aún más difícil sentirme realmente abundante. Sin embargo, he aprendido que la verdadera abundancia trasciende el dinero y las posesiones materiales. Para mí, vivir en abundancia implica reconocer y apreciar lo que me rodea, expresando gratitud por lo que tengo, y dándome cuenta de lo verdaderamente privilegiada que soy.

Family Time

La mentalidad de abundancia va mucho más allá de la mera acumulación de riquezas. Se trata de adoptar una perspectiva consciente y agradecida hacia la vida, reconociendo las bendiciones que nos rodean en todas sus formas: nuestras relaciones afectivas, nuestra salud, nuestras experiencias, nuestras habilidades y oportunidades de crecimiento personal. Al apreciar y valorar lo que ya tenemos, generamos una energía positiva que atrae más cosas positivas hacia nosotros. En esta nueva etapa de mi vida, he adoptado la costumbre junto a mi familia de celebrar cada pequeño logro, como que Google me aprobó monetizar mi Blog, o una nueva persona está confiando en nosotros para ayudarles con su contenido de redes o con su presencia en línea, cada nuevo cliente… Cosas que antes daba por sentado. Dándome cuenta de que cada pequeño paso que damos nos acerca más a nuestra meta. Pensando en el futuro sin dejar de ver y disfrutar de nuestro presente.

Mi todo

En el mundo del emprendimiento, una mentalidad de abundancia puede marcar una gran diferencia. Cuando creemos en la posibilidad de éxito ilimitado y en la existencia de oportunidades en cada esquina, nos volvemos más audaces y creativos en nuestros enfoques. La abundancia nos impulsa a buscar nuevas vías, a establecer conexiones valiosas y a abrirnos a experiencias enriquecedoras. En lugar de limitarnos por el miedo al fracaso o la escasez de recursos, nos movemos hacia adelante con confianza y determinación.


Para mi la clave para cultivar una mentalidad de abundancia radica en el cambio de nuestras creencias y pensamientos limitantes. A menudo, nos vemos atrapados en patrones de pensamiento negativos que nos llevan a sentirnos escasos y limitados. Es importante desafiar y reemplazar esos pensamientos con afirmaciones positivas… y sí cuando estamos pasando por un mal momento se vuelve más difícil, pero te puede decir que ayuda realmente enfocarse en lo positivo… Practica la gratitud diaria y rodéate de personas y recursos que fomenten una mentalidad de abundancia. Elimina la gente tóxica de tu vida. Sal del hueco de la queja y ponte en acción.




La adopción de una mentalidad de abundancia es fundamental para atraer oportunidades y éxito en nuestras vidas, tanto en el ámbito de negocios como en el personal. Al enfocarnos en la gratitud, reconocer lo que ya tenemos y creer en la existencia de infinitas posibilidades (para mí estas 3 son las más importantes), nos abrimos a un mundo de abundancia que nos permite alcanzar nuestros objetivos y vivir una vida plena y satisfactoria. ¡Permítete vivir en abundancia y experimentar la magia que puede traer a tu vida y a tu negocio!

74 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page